lunes, 15 de junio de 2009

montar un sueño

Como Ant me ha hecho este precioso regalo

http://http//fuertesdelmar.blogspot.com/2009/06/los-mejores-anos.html

me ha puesto ñoño, y he querio volver a poner lo que fue mi primer post




Como no, empezaremos por cuando era niño. Una de mis principales características era mi afición al caballo. Reyes , cumple, películas, ... todo eran caballos.Podía pasar horas en una campa, intentando acercarme a una tranquila yegua percherona. Mientras los demás corrían normal, yo pegaba palmadas en mi trasero, arreando el caballo que yo sentía galopar debajo.Y como no, soñaba siempre con caballos. Caballos froidianos, que por alguna razón no andaban.Así pasaron los años, y mi madurez fue asimilando mi origen de familia trabajadora, que no podía plantearse un sueño. (ni dos, ni tres..) aunque me dieran mas de los que podían o debían, y seguí soñando con ellos, intercalándolos entre los sueños desahogantes de adolescente.Años después, ya pudiendo negociar mis sueños, empecé a montar en un picadero, hasta que como todo currela debe hacer, desafié al destino, intentando asaltar a mis complejos.Así que un año despúes, y tras mil cuentas, mil saber a que renunciar... me fui asesorado por un amigo a un hiper de los caballos. Y allí apareció El, aun yo no sabia que era mi sueño , porque cualquier caballo me emociona y me enamora, pero éste sería distinto a todos los que montaría posteriormente. Naturalmente alazán tostado , pura sangre inglés (cualquier aficionado sabe, que no son los mejores...), nerviosisimo...Así pasaron diez años en los que a diario montaba en mi sueño, en un sueño hermoso, que me tiró mil veces (tantas como volví a montar), que me trasmitía sus miedos, que captaba los mios, que llego a confiar en mi, y aveces yo en él. Eramos lo mas inútil del mundo, claramente nunca ganariamos un concurso de nada, pero era montar en él y ponerme contento, y sentir, y sentir y sentir.El envejeció más rápido que yo , por lo que una lesión me obligó a jubilarlo en la campa, y yo seguir montando a otros, que nunca me darían ya lo mismo.Como era un pupas, el veterinario nos visitaba cada tres meses, porque no sabia vivir al aire libre (al principio , el campo le deprimía). Hasta que un día de abril, y como no era un burro, tropezó por segunda vez en una piedra, de la que sobrevivió la primera vez por milagro, y se cayó por un puentecito...Nunca olvidare cuando llegue a la campa, vi a los demás caballos y........ lo sabes, corres por todos lados queriendo buscar un sitio por donde haya podido escapar, pero sabes que era gregario y miedoso....... una marca de resbalón......Eso si, como buena vedette que era, supo organizar seguido, una tormenta con arcoiris precioso, y movilizar a tres patrullas de la hertzaintza para sacarle del arroyo.En fin lo llore todo.Todo lo que me hizo sentir durante años en el campo, en el salto, en los concursos que nunca terminábamos, salió a trompicones.Naturalmente si es lo primero que escribo aquí , tenia que ser con algo que me diese para hablar una vida, porque lo que montando en un sueño no se desmonta en una vida

6 comentarios:

  1. Qué historia más triste... Bueno, qué final más triste porque la historia es bonita.

    Venía a felicitarte por el video que Ant me ha regalado a mi también...
    Muxu asko!

    ResponderEliminar
  2. Siempre que vienen a visitar este blog a que descubra la armonía de los colores mágicamente enviado por mensaje de texto fenomenal. Gracias.
    Si estás en mi blog sería un honor, si la votación en TOPblog y yo entiendo que te gusto y me vas a volver.
    Un buen día para ti!

    ResponderEliminar
  3. Aaaays :_), qué bonito; y si me preguntaran, que ya no lo hacen porque saben de mis púas :), les diría que es algún cisco, o el aire acondicionado apagado, o las cebollas que pelaré a la noche :), y eso fue allá en la portada, quéee tieeerno, snif snif

    Recuerdo ahora que una vez me dijiste que un día escribirías sobre los caballos, en el deporte... lo que son las casualidades, ooyes, pero será mejor que me vaya antes de que me quede dormido :)

    No sé, me has recordado a una cita que a su vez citaba Toni Morrison: "recuerda que si te rindes al viento puedes cabalgar sobre él".

    Muchichísimas gracias por compartirlo, y por los muxus y por todo

    ResponderEliminar
  4. yo tenía una amiga que cabalgaba muy bien a caballo...
    se bajó del caballo, empezó con metadona, tranquimazines y otras mierdas... y ahora pasea su ruina por las calles de esta ciudad.

    cambiando de tema, que el primer post del blog sea yo y mi caballo tiene tela, jajajaja

    muxus

    ResponderEliminar
  5. No te creas Cris he contado el final pero lo principal fue los casi 12 años que le monte practicamente a diario. Además no sufrió.
    Gracias Ant, por ese precioso video, espero que te guste la cabecera, que no le llega ni a la altura de los zapatos a las que tu haces, pero la he intentado compensar con una foto mia (je je de bilbao), que le va bien a la cita que utilizaste el otro dia de Brokeback Mountain
    Senses, siempre solemos bromear que a cierta gente este caballo tambien nos engancha. La verdad, es que terminas haciendo tu forma de vida alrededor del caballo, así que el primer post lo hice sobre lo que yo mas vivia. He pasa mucho mas tiempo montado en caballo que en otros... así que es más normal que hablar de amor

    ResponderEliminar
  6. Que bonita historia, hasta la muerte me ha sonado bien, aunque sufriera caída de arroyo.
    Puede que no haya amor tan grande tan bien explicado, metáforas de la vida que son como el jinete que cabalga a lomos del corcel indomado, pero amigo al fin y al cabo...

    Así que conoces mi pueblo :) él también dejó de ser domado en sacrificio de ¿especulación y progreso? pues allí hay un centro ecuestre. Anda que no hemos pasado horas allí viendo, tocando y hasta alguna montando caballos.

    Besos de yegua!

    ResponderEliminar